Por primera vez el municipio realizó la compactación de vehículos retenidos

Se trata de 43 motovehículos, muchos de los cuales se encontraban en depósitos municipales desde hace décadas. Los trabajos estuvieron a cargo de la empresa JIT SA.

La Municipalidad de San José del Rincón llevó a cabo esta semana la compactación de 43 motovehículos que se encontraban retenidos en el Predio La Lonja, donde funciona el Centro de Habilitación de Licencias.
La compactación incluyó motovehículos retenidos hasta diciembre de 2019 y estuvo a cargo de la empresa JIT SA, tras firmar con el municipio un convenio. Previo a ejecutar los trabajos, el Juzgado de Faltas notificó a todos los titulares de los vehículos a compactar, y se llevaron a cabo las instancias de comunicación establecidas en la normativa vigente.
El secretario de Gobierno y Políticas Territoriales José Amado destacó que esta iniciativa es inédita en San José del Rincón: “Es la primera compactación de la historia que se realizó en la ciudad y se dio en el marco de la planificación de políticas de control vehicular con documentación que estamos realizando desde el comienzo de la gestión para garantizar la seguridad vial en la ciudad y generar mayores mecanismos de control en todo el ejido urbano”.
Según informó el funcionario municipal esta iniciativa se enmarca en las distintas acciones que desarrolla el municipio desde la inauguración, hace 13 meses, del Centro de Habilitación de Conductores: “A partir de la apertura del centro de emisión de licencias se realizaron campañas de concientización a la población dando cuenta de la importancia de contar con la documentación vehicular correspondiente, la cual es solicitada en operativos municipales”, detalló y explicó que “hubo una migración de los vehículos a La Lonja, con la construcción de un tinglado y se colocó una cámara de seguridad para el resguardo de los vehículos, especialmente de las motos que son propiedad de vecinos de la ciudad”.
Cabe destacar que esta medida se llevó a cabo en el marco de la Ordenanza N° 243, sancionada en mayo de este año, como también del Decreto Municipal N° 62/20 y de la Ley Provincial N° 11.856.